Escrito por Food News
¡Extra, extra! SONREÍR PUEDE SALVARTE LA VIDA ¡Extra, extra! SONREÍR PUEDE SALVARTE LA VIDA

Sonreir puede salvarte la vida foodnews is good news

Sonreir puede salvarte la vida foodnews is good news

Sonreír puede salvarte la vida - Food News
¿Puede uno morir de risa? En 1969 Monty Python, uno de los programas más divertidos de la historia, publicó el sketch, The Funniest Joke in the World, donde un hombre escribe un chiste tan bueno que muere de risa poco tiempo después de leerlo. A modo de falso documental, el sketch narra cómo los aliados ganaron la guerra después de que tradujeron el chiste y los nazis murieron tras escucharlo.

Aunque no lo creas, morir de risa es posible. Hay casos de asfixia, epilepsia y ataques de asma provocados por la risa que han terminado en la muerte, sin embargo, es una casualidad y sobre todo es casi imposible que suceda. Lo que realmente hace es mejorar tu salud.

No hay evidencia de que necesitas usar más músculos para fruncir el ceño que para sonreír, pero nos dejaremos llevar por el mito en esta ocasión, pues realmente hay muchas cosas que nos pueden hacer sonreír y reír. Para mí, una película, un comentario fuera de lugar, un chiste y claro, un buen meme pueden hacerme reír sin parar. Por otra parte, ver a las personas que amo, ver sus fotos e incluso recordarlas son motivos para sonreír.

De acuerdo a Visible Body, esta es la anatomía de una sonrisa:

Los músculos de expresión ubicados alrededor de la boca son el depresor del ángulo oris, el orisorio, el cigomático mayor, el cigomático menor y el elevador del labio superior. Todos estos músculos, específicamente los músculos cigomáticos, están involucrados con la sonrisa; tiran del orbicularis oris (el músculo

circular de la boca) hacia arriba. Estos músculos están inervados por las diversas ramas del nervio facial, que, cuando se activan los músculos, envían señales al cerebro de que estás sonriendo.

 

Si no eres experto en anatomía, tal vez es más fácil entender que cuando sonreímos, nuestro cerebro libera endorfinas, la hormona de la felicidad. Las endorfinas viajan en el torrente sanguíneo desde la glándula pituitaria y el cerebro. Estas sirven como un analgésico natural. Usualmente se libera en momentos de estrés positivo y negativo, cuando hacemos ejercicio, si sentimos alguna emoción (la tristeza y el amor están más relacionados de lo que crees) y sirve para relajarnos y hacernos más felices.

De hecho, forzarnos a sonreír puede ayudarnos a ser más felices. De acuerdo a un estudio, la idea detrás del fake it till you make it es que sonreír, aunque no tengas ganas, puede ayudarte a mejorar tu humor de forma imperceptible. No debes estar con una sonrisa pegada a tu rostro todo el tiempo, eso sería raro, pero esforzarte por hacerlo más seguido es una gran

oportunidad para liberar más endorfinas y mejorar tu optimismo y espíritu.

Hablando de optimismo, un estudio de Harvard demostró que este tipo de felicidad es crucial y puede salvar vidas. En dicho estudio los médicos evaluaron a más de 300 personas próximas a someterse a una cirugía de las arterias coronarias. Además de los procedimientos comunes, cada paciente se sometió a una evaluación psicológica diseñada para medir el optimismo, la depresión, la neurosis y la autoestima.

Los investigadores siguieron a todos los pacientes durante seis meses después de la cirugía. Cuando analizaron los datos, encontraron que los optimistas tenían solo la mitad de probabilidades que los pesimistas de requerir una nueva hospitalización. En un estudio similar de 298 pacientes con angioplastia, el optimismo también fue protector; Durante un período de seis meses, los pesimistas tenían tres veces más probabilidades que los optimistas de sufrir ataques cardíacos o de requerir angioplastias repetidas u operaciones del corazón.