Escrito por Food News
¡CIENTÍFICOS INVESTIGAN LA FELICIDAD! ¡CIENTÍFICOS INVESTIGAN LA FELICIDAD! ¡CIENTÍFICOS INVESTIGAN LA FELICIDAD!

¿QUÉ MÁS SABES SOBRE ESTE ESTADO (FELICIDAD) TAN INVESTIGADO POR TODOS?

Extra! Las neuro-hormonas de la felicidad a tu alcance!
Toda percepción, pensamiento, emoción, acción y memoria desencadenan un tráfico de señales químicas en el cerebro. Cuando se descubrieron las células del cerebro a principios de 1800 se pensaba que las neuronas formaban una red entrelazada y conectada entre sí. En 1880 probaron que las neuronas, en realidad no se tocaban entre sí y que eran células individuales que se comunicaban mandando mensajes. Al principio, se pensó que los mensajes eran un tipo de chispa eléctrica, pero en 1890 se estableció que la transmisión era de naturaleza química y se le puso el nombre de sinapsis.

El primer neurotransmisor que se descubrió, es el que ahora se conoce como acetilcolina y ya se han nombrado docenas más, pero en este caso hablaremos de los neurotransmisores que han ganado fama mundial por su forma sutil de influir directamente en la forma en que sentimos placer, bienestar y felicidad y también, la no tan sutil forma de causar serios desbalances mentales.

Es difícil imaginar un movimiento a esa velocidad sucediendo dentro de tu cabeza, pero gracias a esa rapidez reaccionas al peligro como reaccionas, o cualquier estímulo positivo. Asisten también, en procesos menos dramáticos, como en la digestión o en la contracción y expansión de tus pulmones cuando respiras. Cuando funcionan bien, ni te percatas de su existencia, pero cuando están en desbalance, estos mensajeros que también actúan como hormonas pueden ser capaces de crear estragos físicos o de llevarte al límite de la locura, literal. Cada uno tiene su rol, y aunque están separados entre sí, están intrínsecamente ligados en función y en beneficios .

LA SEROTONINA
La serotonina es un químico y neurotransmisor conocido también como 5-ht. Sabemos que está ligada con la felicidad y el bienestar. Fluye cuando tu autoestima está alta y te sientes importante, esto explica el papel que juega en el comportamiento social y las emociones.
Algunos sabemos que la serotonina, es precursora de la melatonina, por lo que ayuda a regular el sueño. Pero, ¿Sabías que la mayor parte de la serotonina se encuentra en el tracto intestinal? Influyendo así, en el apetito y la digestión. No es de extrañarse cuando escuchamos la expresión “el estómago es el segundo cerebro”.
La serotonina,considerada también como hormona, ayuda a la

contracción de músculos lisos, autonómicos, como el estómago, el útero, los pulmones etc..
En un estudio sobre enfermedades respiratorias, se menciona la 5-HT varias veces cuando se habla de las vías vasoconstrictoras y de la enfermedad de el asma en su estado grave.


Ha habido muchos estudios donde se relaciona la depresión con la falta de serotonina en el cerebro. No hay manera de que la serotonina que se encuentra en otras partes del cuerpo traspase la capa protectora cerebral por lo que la serotonina del cerebro es producida ahí mismo. Los medicamentos inhibidores de la recaptación de serotonina (MIRS) son drogas aprobadas por la FDA que se empezaron a usar en los 80’s para tratar la depresión. Al final de este artículo te comparto los “quick fixes” para producir endorfinas fácilmente.

LA DOPAMINA
Este mensajero químico es trasladado por el sistema nervioso central. La dopamina juega un papel importante en cómo sientes placer, en tu capacidad de planear y de enfocarte, también, en tus ganas de mejorar y en lo que encuentras interesante.

La dopamina se encuentra principalmente en el cerebro y en el hipotálamo y sus funciones son tan diversas que afectan funciones tanto fisiológicas como de comportamiento. El movimiento, la memoria, capacidad de aprender, motivación, ritmo cardiaco, funcionamiento de venas, riñones, sueño, atención y humor, son solo algunas de ellas. Como la dopamina tiene que ver con el comportamiento, placer y los sistemas de recompensa, también está muy ligado a las adicciones.

En los años 50’s se relacionó el exceso de producción de dopamina con esquizofrenia que causa delirios y alucinaciones.
El ADHD, que en español es Trastorno de déficit de atención e hiperactividad, lo relacionan con la falta de dopamina.

Checa el final del artículo para el quick fix de la dopamina

LAS ENDORFINAS,
Son neurotransmisores que liberan una especie de sedante en el cuerpo, un tipo de calmante contra el dolor. Las endorfinas actúan cuando sientes dolor o estrés.
Cuando ves películas tristes, se activa esta hormona, y por eso sientes bienestar después de echar una buena lagrimita. También, cuando comemos algo extremadamente picante, se activan los receptores del dolor e inmediatamente se abre la presa del flujo de estas hormonas. En la medicina china tradicional, se usa una “tabla de correspondencias” para los órganos, donde el pulmón lo relacionan con la emoción de la tristeza y con el sabor del picante. ¿Coincidencia o relación?

La palabra endorfina viene de dos palabras: “endo” que significa dentro de ti y de la palabra “morfina”, un opioide para inhibir el dolor.
Pero las endorfinas también se liberan después de hacer ejercicio, comer y tener sexo.

Me pregunto si los “Chemical Brothers” (banda musical electrónica encargada de esparcir felicidad) ¿escogieron su nombre en honor a estos neurotransmisores? Puede ser.
Pero mi “aha moment” verdadero, fue cuando leí sobre la terapia bioquímica encargada de tratar desbalances como la depresión, ADD, ADHD, esquizofrenia, comportamiento antisocial, etc…

Pero antes, les comparto un poco de historia:
La creencia sobre la enfermedad mental durante más de 300 años ha sido basada en la teoría de la “Tabula Rasa” (pizarra en blaco) de Aristoteles, modernizada por el filósofo inglés, John Locke, en el siglo XVII: “Todo recién nacido empieza su vida como un libro en blanco y su personalidad y cualidades mentales tienen que ver con sus experiencias de vida”. Esta teoría fue expandida por Freud, que atribuía las enfermedades mentales a eventos traumáticos experimentados en la niñez.

Esto dio nacimiento a la terapia psicoanalítica que involucra acostarte en un sillón mientras platicas tus experiencias negativas y positivas. Esta terapia, larga y costosa, tuvo pocos resultados aunque era mejor a los anteriores métodos más macabros. Es por eso que los fármacos revolucionaron la psiquiatría y fueron considerados como el avance médico del siglo.

Desde hace más de 50 años los fármacos psiquiátricas han tratado la depresión, esquizofrenia, bipolaridad, autismo, ADHD, etc.
En los años 70’s se demostró científicamente que las enfermedades mentales eran una cuestión de herencia genética y química del cerebro, dejando atrás la teoría de la “Tabula Rasa”.

Cuando nos conciben, existen más de 40 millones de posibilidades. Es una especie de lotería genética donde los boletos son todos nuestros ancestros. Esto quiere decir que todos nacemos con fuertes predisposiciones.

La terapia bioquímica y las buenas noticias
Avances recientes en el estudio del cerebro, identificaron que el comportamiento molecular de muchas enfermedades mentales, se debe a una falta o a un exceso de NUTRIENTES debido a la genética de la persona y/o a factores ambientales. Estos desequilibrios se presentan debido a la dosis incorrecta de materia prima NUTRITIVA afectando principalmente, a qué creen? la producción de dopamina, serotonina y otros neurotransmisores que continuamente son producidos por el cerebro.

Por ejemplo: Si uno nace con una predisposición a producir mucho hierro y no lo sabes, y tomas suplementos de hierro, por la razón que sea, esto puede causar serios desbalances. Así que en respuesta a la pregunta, ¿es malo tomar suplementos alimenticios en exceso ? Si! Es importante saber tus niveles antes de autodiagnosticarte.

Los neurocientíficos han identificado los nutrientes necesarios para la síntesis de neurotransmisores, regulación de genes y protección antioxidante. Una prueba especial de orina y sangre puede detectar el desequilibrio en estos nutrientes. Este método, es más científico que el de “prueba y error” de los fármacos psiquiátricos y el fin es que tu cerebro se normalice por medio de nutrición.

Los elementos que se pueden encontrar en desequilibrio son :
cobre, zinc, plomo, cadmio, cromo, manganeso y magnesio , potasio, cobalto, sodio, calcio y litio, causando a su vez, desequilibrio en tus niveles de serotonina, dopamina y otros neurotransmisores…

Gracias a los rápidos avances de la ciencia se abre la puerta a un camino con tratamientos efectivos libres de fármacos. ¿Por qué?
Porque la bioquímica, como su nombre lo expresa, usa químicos naturales que encuentras en la comida o en suplementos alimenticios. Gracias a la neurociencia y a la neuroanatomía y a todos los científicos dedicados a buscar las mejores soluciones para el bien de la humanidad. La increíble noticia es que muchas cosas se pueden sanar a través de la alimentación y es increíble como encontramos cada día más razones para alimentarnos de forma consciente y saludable.