Escrito por Food News
EN GEORGIA, se descubrió un frasco con miel con más de 5,500 años de antigüedad EN GEORGIA, se descubrió un frasco con miel con más de 5,500 años de antigüedad 

Existen alimentos que conservan sus nutrientes por mucho tiempo

Existen alimentos que conservan sus nutrientes por mucho tiempo

¡Gracias a esos aliados de nuestra alacena que nunca nos fallarán!

Existen alimentos que conservan sus nutrientes por mucho tiempo
Parece que de un momento a otro queremos ser sanos. No hablo de una moda que está pasando ahorita, sino de una etapa de la vida. Esos complejos 20’s donde por un lado te sientes indestructible y puedes comer lo que sea sin engordar. Salir cuatro noches a la semana, despertar sin cruda y vivir a base de ramen instantáneo, tacos y hamburguesas. Sin embargo, como todo en la vida, las cosas evolucionan y de repente un día despiertas con dolor de espalda, la cruda se extiende por dos o más días y una rebanada de pan blanco se convierte en una llantita extra en tu cuerpo.

Si esto aún no sucede, disfruta (realmente disfruta), ya que el destino eventualmente te alcanza. ¡Que no panda el cunico! Quizá aún estés a tiempo de retrasar este efecto, iniciar un drástico cambio hacia una buena alimentación puede ser el camino correcto para revertir todo el daño que le hemos hecho a nuestro cuerpo. Además de brindarte un cambio positivo a tu estado mental, que mucha falta nos hace a veces, suena bien ponernos las pilas. Pero la pregunta más importante es ¿por dónde empezar?

Todos queremos comer bien, aunque la palabra correcta es natural ya que lo bueno es subjetivo. Sin embargo, décadas de modas, dietas, libros “especializados” y más nos han llevado a ser obsesivos con la manera en que comemos y casi siempre equivocarnos en la forma “correcta” de alimentarnos. Hoy vivimos en una paradoja donde tenemos alimentos orgánicos que pasan de la tierra a nuestras manos rápidamente, pero es con la misma velocidad con la que se echan a perder. Al mismo tiempo, tenemos una vida ajetreada e imposible de administrar para tener tiempo de buscar comida fresca y sana todos los días para después cocinarla como se debe.

El reto de comer fresco sin ir al mercado todos los días es identificar aquellos alimentos saludables que de forma natural conservan sus nutrientes por mucho tiempo. Si compras un paquete de pan dulce que puedes comer meses después, seguramente no es saludable, ¿pero hay algo que sí lo sea?

¿Qué tal las nueces? Alimentos ricos en grasas, proteína y fibra que vienen en distintos tamaños, sabores y colores.

Existen alimentos que conservan sus nutrientes por mucho tiempo

La avena es un superalimento, no sólo por sus ricos nutrientes y por su versatilidad que la convierte en el desayuno perfecto. Y lo mejor es que puede ser almacenada en tu alacena hasta tres años.

Jurassic Park, ¿recuerdan al mosquito en ámbar? Aquel que permitió la clonación de los dinosaurios que se preservó por millones de años. Eso es lo que suponemos que pasa con la miel de abeja, pues este alimento parece que puede permanecer a la intemperie eternamente sin echarse a perder. De hecho, en Tbilisi, Georgia, se descubrió un frasco con miel con más de 5,500 años de antigüedad.

Hay muchos otros alimentos que pueden durar más de lo que crees. El chocolate oscuro puede vivir de cuatro a seis meses más después de su fecha oficial de expiración. Los frutos secos están llenos de nutrientes y aunque deben consumirse en moderación debido a sus altos niveles de azúcar, también se conservan por mucho tiempo. La salsa de Soya puede conservarse en estado alimenticio por más de tres años, sin necesidad de refrigerar. El azúcar, arroz, harina, sal y vinagre también comparten dichas propiedades.

Como todo en esta vida, el balance es lo más importante. Mezclar este tipo de alimentos con la adecuada proteína, frutas y vegetales es lo ideal. Sin embargo, un estudio de Healthline demuestra que las frutas y vegetales han perdido muchos nutrientes en los últimos años (otra razón por la cual debemos de recurrir a comer orgánico). Desde hace 50 años se ha notado que cada vez tienen menos proteína, calcio, fósforo, hierro, vitamina C y más, por lo que es sabio no confiarse solamente de los alimentos perecederos y buscar a nuestros amigos (casi) eternos.