Escrito por Food News
¡extra, extra!

COMER ORGÁNICO,

¿ES POSIBLE SIN DESFALCAR TU CUENTA DE BANCO?

 

Si estás dudando en convertirte y unirte al creciente trending de lo orgánico, te comparto mi experiencia. Gracias a ajustes en mi dieta y en cómo hacía mi súper mi nivel de conciencia se elevó y empece a ahorrar dinero.

Sí, el precio sube un poco porque es más caro cultivar orgánico, pero una manera de evitar desfalcar tu cuenta de banco es reducir tu consumo de lo caro y aumentar tu consumo de lo que es más accesible.

En la comida orgánica, también existen jerarquías. Reduje mi consumo de carne y pollo, que es más caro, pero más importante que sea orgánico y aumenté mi consumo de verduras y frutas considerablemente. Incluso dejé un espacio en mi lista del mercado para derrochar con algún rico snack orgánico.

Empecé a consumir orgánico gracias a una pareja con la que viví que era cocinero. En esta relación aprendí, que menos es más y que ir al mercado bien preparada con mi lista en mano y bien alimentada, reducía mi cuenta notablemente.

También aprendí el concepto, para mí revolucionario, del mise en place (término en francés que literalmente significa: poner en orden). Yo, que todo metía al refri así, tal cual llegaba del super. Mi modus operandi era, en vez de “from farm to table, (de la granja a la mesa)”, “from cart to fridge (del carrito al refri)”.

-“¡¿Qué!? ¿Osea que después de que llevamos horas en el súper, tenemos que llegar a lavar y picar verdura? No se me hacía justo.

“Esto se llama mise en place, Diana, que quiere decir todo en su lugar. Sirve para reducir el tiempo que pasas en la cocina a la mitad,” me dijo mi pareja con la voz condescendiente del que sabe de lo que habla. ”También, reduces la cantidad de comida que se te echa a perder” dijo, sin saber que tocó una fibra y con un poco de pena, recordé todas las veces que encontré una bolsa del super olvidada en el fondo del refri con verduras transformadas en algo verdoso y gelatinoso. “From fridge to trash”, pensé mientras me comía una fresa deliciosa y sin lavar.
Y ahí, en ese momento, entendí: Jamás tuve que sacrificar la calidad por la cantidad.

Lo orgánico, organiza
Cada año hay dos listas importantes que es bueno revisar para ir preparada al súper: The dirty dozen and the clean fifteen. La primera habla sobre los alimentos con más pesticidas y que si vas a comprar es mejor sean orgánicos y la segunda, los alimentos que no necesariamente son orgánicos, pero que es seguro comer por su mínima intervención con químicos.

Menos era más... menos … es… más. Lo cual me lleva directamente a mi siguiente punto:

Te alimentas más y comes menos

“Lo que realmente importa en la comida es que sea un vehículo de vida.” escrito por Lord Northbourne de su libro Look to the land.

Es verdad que esto no es fácil de medir y mucho menos fácil de hacer, pero hay estudios que sostienen que utilizar productos orgánicos, te nutren más. Al comer un platillo preparado con alimentos de alta calidad, te sientes satisfecho al terminar, disfrutas los sabores y las texturas que resaltan con los alimentos cultivados con amor. Suena a cliché, pero es verdad.

Nuestro estómago es un órgano flexible y la cantidad de alimento que necesitamos es sorprendentemente menor a la que estamos acostumbrados. Comer orgánico te permite hacer este cambio sin comprometer tu salud o nivel de energía. Es más fácil decirlo que hacerlo, pero la experiencia dice que es la mejor inversión a largo plazo.

Visita campos de producción orgánica con la intención de comprar las verduras imperfectas y apoyar a los agricultores que se esfuerzan por traernos alimentos limpios; de esta forma compras productos de calidad por menor precio.

La buena noticia es que cada vez son más los agricultores que se suman a la práctica limpia y sustentable de alimentos.

 

 

En conclusión, te puedes ahorrar dinero y comprar productos de mayor calidad. Tu salud y aspecto mejoran al mismo tiempo que apoyas al planeta. También haces nuevas amistades apoyando a tu comunidad. It’s a win, win! Eat organic and stay healthy!