Escrito por Food News
¡extra, extra!

Colombia declara

"Un día a la semana sin carne"

Colombia aprobó una propuesta ambiental, para aminorar el impacto de contaminación que generan las granjas de alta producción animal. El proyecto tiene una duración de 12 años donde se incluye la participación del sector público, privado y de la ciudadanía.

Una de las secciones de este proyecto, propone a los ciudadanos  declarar “el día sin carne”, como una apuesta de educación alimentaria.

La palabra “propone” es clave. Llevamos comiendo carne por más de 2 millones y medio de años. Está en nuestra memoria colectiva-genética,  de eso no hay duda. 

Pero dadas las circunstancias ambientales, en donde el cambio climático se debe a la emisión de CO2 y a la deforestación de Amazonas, dos hechos donde la industria ganadera está directamente implicada,  la propuesta no fue percibida como descabellada.

Imagina un día sin carne en México. El año pasado se registró a nivel nacional un consumo de 1.8 millones de toneladas de carne de res, 2.01 millones de toneladas de cerdo y 4.5 millones de toneladas de pollo. (datos de la Asociación de Carne Mexicana y del departamento de agricultura de E.E.U.U.) No sería descabellado, tampoco.

El problema ambiental es complejo y de todos. Es mejor abrazarlo que tomar posturas. Informarnos para entender que es un problema que nos alcanza a todos por sus distintas ramificaciones que se conectan entre sí.
Aplaudir los esfuerzos es ver al futuro. Lo que hizo Colombia, es tomar una iniciativa progresista que invita a las personas a experimentar algo nuevo sembrando la semilla para empezar el diálogo.

Empoderar a los productores de ganado para que sean protagonistas de la revolución del sistema alimenticio es importante pues todo indica centrarnos en cambiar las prácticas de explotación animal.

Este 1er. paso construye con una base sólida para un colectivo donde no hay veganos o carnívoros, solo tipos de alimentación consciente. ¿Suena utópico? También que todas las personas dejen de comer carne.

Todos descansamos un día a la semana, el sistema digestivo debería también.

“La carne roja es rica en vitamina B12, zinc, creatina y carnosina. Su composición es alta en proteínas y en grasas y contiene los 8 aminoácidos esenciales que tu cuerpo no produce por sí solo. 

Cuando comes carne, dura de 3 a 4 horas en tu intestino en proceso digestivo. Entonces, si comes 3 veces al día carne, suponiendo que la carne está bien preparada y bien combinada con otros alimentos, son 12 horas donde tu aparato digestivo está trabajando. El páncreas tiene que producir más enzimas y ácido para transportar los nutrientes a donde corresponde y es más masticación la que se requiere para la correcta absorción de los alimentos. Si tu aparato digestivo pudiera hablar, probablemente te diría que le des un descanso, ¡que la explotación laboral está prohibida!

Si te preguntas: ¿Qué comeré qué me nutra como lo hace la carne? Aquí te va un hecho:

Las verduras son ricas en la variedad de nutrientes así como en la variedad de especies que existen. Quieres un ejemplo de platillo lo suficientemente variado para proveerte con los nutrientes que los cárnicos te proporcionan y más: un buen plato de brócoli y zanahoria y otras verduras que tengas, salteadas con ajo y cebolla; alguna legumbre o grano de base, como la lenteja o el arroz; un puño de germinados de frijol; medio aguacate picado; semillas espolvoreadas como ajonjolí tostado y una buena vinagreta con aceite de oliva. Un “parfait” al estilo americano, con capas de yogurt de coco, fruta, nueces y miel de abeja con unas hojas de albahaca picadas al final. Rico y fácil de preparar.

¡Las encuestas ciudadanas son importantísimas!

En el último eurobarómetro decía que más del 90% de la población europea les preocupa el bienestar animal. Esto nos dice que es una batalla ganada de nuestros amigos del viejo continente. Y Holanda nos lo comprueba con esta super noticia:

La Unión Europea aprobó 180 millones de Euros para apoyar a los ganaderos que cerrarán sus granjas a causa de las nuevas normas del gobierno holandés que tienen que ver con mejores prácticas ganaderas. El perfecto ejemplo del sector público y privado trabajando juntos, apoyados por los ciudadanos para solucionar algo que nos importa a todos.

Regresando al título de esta noticia, y agradeciendo a Colombia por poner el ejemplo; la declaratoria también reafirma el compromiso de Colombia, con otras 178 naciones, cuya meta es reducir las emisiones en un 20% para el año 2030.