Escrito por Food News
¡extra, extra!

Tu medicina en casa

y en una taza

La herbolaria y la medicina alternativa están tomando mucha fuerza. Cada vez más personas la usan como su principal modo de curación y muchos piensan que pronto será la manera convencional de tratar enfermedades. ¿Por qué? Si hace apenas 100 años se descubrió la penicilina y fue el inicio de la aplicación de la biotecnología para producir antibióticos en forma masiva… Logro Médico más importante del siglo XX que ha salvado muchísimas vidas!

Para entender esto, tenemos que saber la diferencia entre un antibiótico hecho en laboratorio y una planta con propiedades antibióticas. También, que los científicos reproducen cultivos en sus laboratorios que imitan a la naturaleza, para crear dichos antibióticos.

De los años 40’s a los 60’s, la industria farmacéutica tiene su auge, pero cuando los científicos, que se dedicaban a buscar microorganismos en la naturaleza con propiedades antibacteriales, caen en cuenta que el 99% de los organismos no se podían reproducir en ambientes controlados, la industria sufre un paro. Esto le da oportunidad a las bacterias de mutar y formar resistencia a los antibióticos existentes, creando un problema mundial que hasta la fecha no se ha podido resolver. A finales del siglo XX, con todo y los avances vividos, cientos de miles de personas mueren a causa de infecciones que solo una década atrás eran totalmente curables.

La herbolaria y los aceites esenciales, han sido usados por miles de años y por muchas culturas para tratar infecciones y otros males. El paso del tiempo ha favorecido a la herbolaria ya que la naturaleza es tan compleja en su composición que es difícil para las bacterias mutar y crear resistencia. Para darnos una idea, la penicilina es solo un compuesto, mientras que el ajo tiene 33 compuestos sulfúricos, 17 aminoácidos, y más.

 

A continuación enlistaré algunos de los antibióticos naturales más famosos:

1- La Miel: Su uso data desde los antiguos egipcios, que la usaban para curar heridas y como producto de belleza. Era la mascarilla preferida de Nefertitis.
La miel procesada que encuentras en los supermercados, no. Es de suma importancia que sea jalea real, directo de la reina y obvio, cruda (una razón más para salvar a las abejas).

Sus propiedades curativas dependen de un compuesto llamado metilglioxal. Una cucharada suaviza la tos seca o combinada con té de jengibre suaviza la garganta.

2 - La Cúrcuma (curcuma longa): Esta raíz es un antiséptico, antiinflamatorio, astringente, emenagogo (estimulante del flujo menstrual) y colagogo (expulsa la bilis del cuerpo). Impide el crecimiento del Estafilococo y el Escherichia coli, las dos bacterias más infecciosas y difíciles de pronunciar. Otros beneficios: baja la azúcar en la sangre, desinflama golpes, desinfecta heridas y balancea las hormonas. Dos cucharadas al día de e cúrcuma en polvo, promueve el buen funcionamiento del corazón, hígado, pulmones y tracto gastrointestinal. Tip de belleza:


3 - El Vinagre de Manzana: Hipócrates, padre de la medicina, lo utilizaba como elixir curativo y antibacterial para la salud en general. Nivela el PH. del cuerpo por lo que mantiene el ecosistema libre de malas bacterias, tanto en el estómago como en la vagina. Puedes tomarlo en agua caliente o al tiempo o en lavados vaginales.

4 - El Ajo (allium sativum): Es considerado mundialmente como el remedio casero cura-todo. Tiene propiedades antibióticas, antiespasmódicas, expectorantes, nervinas ( que fortalece el sistema nervioso central), carminativo ( que previene la flatulencia) y regenerativo del tejido celular, solo por nombrar algunas de las características. Crudo es mejor y su uso incluye, tratamientos para todos los desórdenes de pulmón, presión arterial baja y alta, mata parásitos y previene infecciones, dolores de cabeza y desórdenes nerviosos, trata el virus del papiloma humano.

5- Extracto de aceite de Orégano: Es poderoso contra las enfermedades estomacales, incluida la temida Escherichia coli e infecciones virales y bacteriales. Gracias a su contenido de timol, fungicida y antiséptico natural y su contenido de carvacrol, que aparte de aportar el aroma característico del orégano, es un poderoso antibacterial.
Excelente en té junto con la miel y el limón para tos grave, malestares generales, cansancio, intoxicación leve y limpieza y purificación de la sangre y el hígado.

6 - Chaparral (larrea tridentata): Es un antibiótico poderoso contra bacterias, virus y parásitos, tanto interna como externamente. Purifica la sangre, trata el cáncer y tumores, es antioxidante, alivia el artritis, y reumas, resfriados y gripas, diarrea e infecciones del tracto urinario. Sus propiedades antibióticas se incrementan cuando se combina con equinácea o ajo.

7- Aceite esencial de Tomillo (thymus vulgaris): Tiene propiedades carminativas, expectorantes, antisépticas, antitusivo ( que previene la tos ). Se usa para enfermedades respiratorias crónicas, indigestión, diarrea y flatulencias. También, una taza de té de tomillo antes de dormir, previene las pesadillas.

8.- El Jengibre (zingiber officinale): Considerado un estimulante herbal versátil. Es de gran beneficio para el estómago, intestinos y la circulación. Su poder antibiótico es selectivo, siendo implacable con los microorganismos malignos y fomentando el

crecimiento de los microorganismos benignos. También ayuda a liberar las impurezas del cuerpo.

9 - La Cebolla: Es, después del ajo, uno de los antibióticos naturales más importantes. La combinación de sustancias que lo conforman es excelente para cualquier infección de vías respiratorias. También es excelente para combatir todo tipo de parásitos intestinales. Su acción estimulante calienta el cuerpo, calmando dolores menstruales con compresas aplicadas en el estómago.

10 - Aloe Vera: Es una de las plantas más poderosas que podemos aprovechar. Mejora nuestro sistema inmune y cura y desinfecta heridas, mantiene la belleza de la piel y balancea las hormonas femeninas. En el aloe vera encontramos antiviral, desinfectante, antifúngico, antibacteriano, antiinflamatorio, tonificante, emoliente, hidratante, laxante leve, purgante, antialérgico. Se recomienda tener una planta en casa para tener siempre a la mano.

Existen otras plantas como la melisa, el árbol de té, astrágalo chino, equinácea, uña de gato y el cítrico maravilloso que es el limón.

Hay muchísimos libros en cada región, que datan el uso, preparación, combinación de hierbas y toda la información pertinente para tratar diferentes enfermedades. Es recomendable informarse sobre el tema, pues hay indicaciones básicas importantes. La dosis que se usa en la herbolaria es grande y el tiempo de uso es prolongado por lo que se requiere de compromiso para adoptar este estilo de vida, pero la herbolaria está llena de buenas noticias. En cada región puedes encontrar hasta una docena de especies diferentes. Sus características, obtenidas del medio ambiente, las hace particularmente útiles para curar las enfermedades comunes de ese lugar. Los efectos secundarios adversos son mínimos en comparación a los medicamentos alópatas, y no solo eso, tiene efectos secundarios benéficos como habilitar a tu cuerpo para defenderse de enfermedades, para regenerarse y tonificar los órganos ¡Gracias a los naturistas, herbolarios, mujeres y hombres medicina por documentar y compartir sus enseñanzas!